¿Qué es Solana? El blockchain más rápido de la historia

Solana es una plataforma blockchain abierta que soporta finanzas descentralizadas, contratos inteligentes y desarrollo de DApps, todo con una red capaz de procesar un gran número de transacciones por segundo y con la combinación de dos algoritmos de consenso, el bastante conocido Prueba de Participación (PoS) y el método complementario Prueba de Historia (Proof of History). Con tanto para ofrecer, no es de extrañar que muchos consideren a Solana el verdadero competidor de Ethereum.

El artículo de hoy está dedicado enteramente a Solana (SOL), donde conoceremos un poco sobre su historia, avances, impacto en el mercado y en el mundo de las criptomonedas, y veremos si realmente hay una oportunidad de inversión en este proyecto.

¿Qué es Solana? El blockchain más rápido de la historia

¿Qué hace de SOL una criptomoneda?

SOL es la moneda nativa del blockchain Solana, la cual no solo es usada como sistema de pago sino también para mantener la integridad y funcionamiento de la plataforma gracias al mecanismo de consenso que combina la Prueba de Participación  (PoS) con la menos conocida Prueba de Historia (PoH).

A pesar de que es una criptomoneda relativamente nueva, SOL ha logrado consolidar su posición en el mercado, alcanzando un precio y una capitalización considerable que demuestran la confianza de sus inversores, pero también el gran potencial del proyecto.

Breve historia de Solana

La idea de crear Solana vino al programador ruso Anatoly Yakovenko mientras pensaba en cuánto mejoraría el funcionamiento de los blockchains si todos los eventos que ocurren en la red pudieran cronometrarse y sincronizarse sin errores, un problema bastante común que sucede en las redes de blockchain.

Todo surge con la premisa de una investigación científica publicada en 1981 donde se explica una técnica para sistemas distribuidos conocida como Control de Concurrencia Optimista, cuyo principio es que una base de datos centralizada podría manejar hasta 710mil transacciones por segundo (TPS) en una red gigabit estándar si el tamaño de cada transacción no supera los 176 bytes. Solana busca demostrar el que mismo principio aplicaría para plataformas de blockchain, y el reto sería descubrir una forma de que el tiempo pudiera compartirse entre nodos incluso cuando un nodo no puede comunicarse con otro.

En 2017, Yakovenko publica el white paper de Solana que explicaba el funcionamiento de un nuevo algoritmo llamado Proof of History (PoH), con lo cual los nodos de la red podrían confiar en las marcas de tiempo (timestamps) de los bloques y verificar a la vez el momento y orden de ocurrencia de todos los eventos registrados en la red. En aquel entonces, una velocidad de 15 TPS no parecía tan atractiva comparada a los 65mil TPS que una plataforma centralizada como Visa podía alcanzar (al menos en teoría).

Greg Fitzgerald: otra persona clave en el proyecto Solana

Cuando Yakovenko empezó a trabajar en el proyecto utilizó el lenguaje de programación C, sin embargo, un ex compañero de trabajo de Qualcomm y amigo, Greg Fitzgerald, lo convenció de transferir el proyecto a Rust, que no solo era bastante parecido a C sino también más moderno y seguro.

Fitzgerald conocía muy bien la infraestructura LLVM (una herramienta importante para desarrollar compiladores y que es compatible con C y Rust), y por eso recomendó a Yakovenko probarlo. Curiosamente, luego de Solana, Rust se ha hecho un lenguaje de programación muy popular entre proyectos de criptomonedas.

En pocas semanas, Yakovenko había migrado toda la base de datos a Rust, y como su plan era ‘hilar’ todas las transacciones en un solo blockchain que además fuera escalable, nombró al proyecto Loom (telar).

Apertura del código, y creación de la empresa

El 13 de febrero de 2018, Fitzgerald empezó a crear el primer prototipo abierto basado en el white paper de Yakovenko, que fue además publicado en GitHub bajo el nombre Silk. El 28 de febrero, Fitzgerald demostró que se podían verificar y procesar hasta 10mil transacciones en tan solo medio segundo.

Con el proyecto tomando forma y buscando acelerar el ritmo, se une Stephen Akridge al equipo, otro ex compañero de Qualcomm, quien sugirió delegar la firma de las transacciones a procesadores gráficos (GPU) para incrementar aún más la velocidad del sistema.

Entre Yakovenko, Fitzgerald y Akrdige, fundaron la empresa Loom, aunque poco después el proyecto fue rebautizado a Solana para evitar confusión luego de que apareciera un proyecto en la red Ethereum bajo el nombre Loom Network.

Las primeras redes de prueba

La actualización en junio de 2018 permitió que la tecnología operase en la nube, y un mes después se lanza una red de prueba de 50 nodos que alcanza picos de hasta 250mil TPS. En diciembre, casi a finales de año, se lanza Pillbox v0.10, pero esta vez la red incluyó 150 nodos con lo cual se lograron estabilizar las 200mil TPS, y con picos de hasta 500mil.  

El sistema también incluyó un entorno compatible con programas escritos en C que pueden ejecutarse sin problemas en la red, llamado BPF.

Solana en la actualidad

Ahora que la plataforma ha avanzado mucho más y es capaz de soportar software con lenguajes de programación como C, C++ y, por supuesto, Rust, la plataforma ha visto la aparición de nuevos proyectos DeFi y DApps.

Hoy en día, Solana es capaz de procesar hasta 50 mil transacciones por segundo, con comisiones  de 0,00025 dólar en promedio, una de las más bajas en el mercado. Además de tener un fuerte compromiso con la descentralización, la plataforma no ha tenido problemas mayores desde su lanzamiento y, al ser la más rápida, asegura una gran escalabilidad.

Conceptos básicos

Para comprender todo lo que Solana ofrece a los usuarios, entender por qué es la red más rápida y cómo hay un gran potencial de crecimiento, revisemos algunos conceptos básicos que todo aquel interesado en el mundo de las criptomonedas debería saber.

¿Qué es un blockchain?

Un blockchain o cadena de bloques es una tecnología cuyo funcionamiento es comparable a una base de datos que registra todas y cada una de las transacciones que se realicen con la moneda nativa de la red. En el caso de Solana, estas monedas serían SOL. En este registro se incluyen hora de la transacción, cantidad, remitente (la dirección de quien envía las monedas) y receptor (dirección a donde fueron enviadas).

Su nombre explica bastante bien cómo opera la red, donde los bloques se generan a medida que un número de transacciones se van acumulando y ordenando sucesivamente en forma de cadena. Para que un bloque se resuelva o verifique, se necesita una gran potencia de cómputo; es aquí donde entran los mineros, quienes aportan esa potencia y son recompensados con monedas nativas por su trabajo, el cual no solo mantiene la red operando sino que preserva su integridad.

Dependiendo de la carga de la red, el funcionamiento del blockchain y el número de participantes, las transacciones podrían tardarse segundos, minutos o hasta horas. Esto explica por qué Bitcoin, al ser una de las redes más populares, ha presentado problemas de escalabilidad en los últimos años, lo cual se ha evidenciado en la disminución de su capacidad de respuesta frente al aumento significativo de usuarios.

¿Cómo funcionan las direcciones y carteras de Solana?

Siempre que llegamos a esta pregunta tomamos un ejemplo de las finanzas centralizadas que dibuja bien este escenario. Pensemos en la dirección de una cartera de criptos como si se tratase de una cuenta bancaria. Para que una persona pueda enviar monedas digitales, necesita una dirección a la que serán enviadas.

Por lo tanto, si quieres recibir criptomonedas, debes crear una cartera de criptos. Afortunadamente, el proceso no solo es fácil sino también gratuito en la mayoría de los casos.

Además de una dirección, la creación de una cartera genera también lo que llamamos clave privada. Si retomamos el ejemplo de las finanzas tradicionales, una clave privada es como la contraseña para acceder a tu cuenta bancaria. En pocas palabras, este es el tipo de información que no se comparte con nadie; pero aquí existe una gran diferencia: una clave privada no puede recuperarse por métodos convencionales como se haría en una cuenta bancaria.

Si estás en el proceso de crear tu propia cartera de criptos, debes guardar de forma segura tu clave privada ya que es la única forma de acceder a tu cartera. Imagina que tienes millones de dólares en SOL en tu cartera, pero resulta que un día pierdes tu clave privada y no recuerdas dónde fue guardada. Esto significa que tus SOL se habrían perdido para siempre y nunca más podrías acceder a ellos ni para enviarlos ni para intercambiarlos. Bastante espeluznante, ¿no lo crees?

Por eso siempre recomendamos guardar tu clave privada utilizando métodos seguros, aunque tus monedas también deben estar almacenadas de la misma forma. Para esto, la mejor opción no es usar carteras proporcionadas por exchanges ni carteras online, sino las llamadas carteras de hardware. Aunque estas últimas pueden ser algo costosas (hasta unos 50 dólares), es una buena inversión porque se trata de la seguridad de tus activos digitales.

Precio de Solana: ¿qué tan volátil es?

Al ser una criptomoneda relativamente reciente, su recorrido ha sido bastante bueno a pesar de que en marzo de 2020 (su fecha de lanzamiento) el precio de SOL oscilaba entre 0,60 y 0,80 dólar.

2020: un año de altibajos

Durante el T3 de 2020, el precio del SOL subió hasta casi rozar los 5 dólares a finales de agosto. Sin embargo, el resto del año la moneda descendió gradualmente, aunque nunca por debajo del dólar.

Aunque el mercado de las criptomonedas estaba creciendo en términos generales, SOL aún era bastante nueva, por lo que no se esperaba un gran número de inversores.   

Para diciembre de 2020, el precio de SOL se encontraba alrededor de los 1,80 dólares. Si bien su crecimiento no fue tan pronunciado, el precio logró estabilizarse medianamente, capturando una inversión considerable. Mientras tanto, el proyecto continuó lanzando actualizaciones, lo cual tendría un impacto bastante significativo en el futuro.

2021: la burbuja de 2021

A finales de 2020, todo el mercado comenzó a dispararse, un fenómeno condicionado por el gigantesco crecimiento de Bitcoin, y SOL también se benefició con esa nueva ola de inversión.

Con tantos inversores abriendo y cerrando posiciones en el mercado, las monedas subían y bajaban a un ritmo acelerado, aunque el crecimiento general indicaba un nivel de participación mucho más grande que en los años anteriores. Para el 21 de febrero de 2021, el precio de Bitcoin había alcanzado los 57mil dólares, mientras que SOL se encontraba alrededor de los 17 dólares, un alza bastante impresionante si consideramos que empezó el año por debajo de los 2 dólares.

El precio de SOL se estabilizó entre los 14 dólares, mientras que monedas como BTC y ETH seguían subiendo y bajando, superando sus máximos cada día. En aquel entonces la noticia de que Bitcoin había superado la barrera de los 60mil dólares generó un gran interés en el público, no obstante la oportunidad para inversores de cerrar posiciones y conseguir enormes ganancias hizo que la moneda se desplomara rápidamente. Sin embargo, lo que sucedió con SOL fue muy diferente.

Si bien otras monedas empezaron a sentir la caída de precio del BTC, SOL comenzó a subir significativamente el 25 de marzo, logrando superar primero la barrera de los 47 dólares el 25 de abril (¡subió 250% en menos de un mes!). Su precio luego osciló entre 40 y 50 dólares por semanas, y aunque también sintió el efecto de la caída del Bitcoin (llegando a descender hasta los 25 dólares), la moneda se recuperó rápidamente y ha venido disparándose el resto de 2021.

Para el 5 de noviembre, SOL llegó a alcanzar un máximo histórico de 258 dólares, y hoy su precio está entre los 200 y 215 dólares, tomando el mercado por sorpresa si consideramos que no tiene el mismo tiempo que otros proyectos.

¿Cuántas monedas hay en circulación?

Aunque el proyecto estableció 500 millones de SOL durante el lanzamiento de la red, no existe un suministro total, por lo que el número de monedas es ilimitado.

Actualmente más de 300 millones de monedas SOL están en circulación, y la capitalización de mercado para el 21 de noviembre de 2021 supera los 65 mil millones de dólares.

La distribución inicial de tokens SOL fue de un 25% para miembros del equipo y para la Fundación Solana, y un 27% destinado a inversores que participaron en la ICO.

¿Seguirá subiendo el precio de Solana?

Nunca es fácil responder este tipo de pregunta porque en un mercado tan volátil como el de las criptomonedas, el futuro siempre será incierto. Lo que sí sabemos es que el crecimiento y aceptación de Solana, al igual que el resto de las altcoins, dependerá de factores como:

  • El precio de BTC y las monedas digitales líderes en el mercado
  • La situación económica a nivel mundial
  • Las leyes y regulaciones que implementen gobiernos de diferentes países sobre los criptoactivos
  • El conocimiento (y desconocimiento) de las personas sobre las monedas digitales
  • Los avances en la tecnología DeFi, DApps y contratos inteligentes que realicen otros proyectos como Ethereum o Cardano
  • La obligatoriedad de que las criptomonedas operen bajo modelos sostenibles y conscientes con el medioambiente

Nuevamente, recordemos que Solana es un blockchain bastante nuevo que ha tenido un crecimiento pronunciado durante 2021, por lo que sus perspectivas para 2022 son positivas, en especial porque ofrece innovaciones que ningún otro blockchain ha logrado hasta el momento.

Conclusión

Solana ha logrado destacarse por ser la plataforma cripto más rápida y escalable del momento, que además no ha registrado problemas de vulnerabilidad ni fallos en general, por lo que su estabilidad también es otro punto a favor. Su blockchain avanzado incluye un mecanismo de consenso diferente y más perdurable que los demás, haciendo de Solana una red con un gran potencial.

Aunque a principios de año no era la mitad de lo que es hoy, en poco tiempo el precio de su moneda ha logrado dispararse, por lo que una parte de la comunidad de criptoinversores ha comenzado a ver en Solana el blockchain del futuro.

SOL puede parecer una inversión segura, pero debemos recordar que siempre se asumen riesgos al invertir en criptomonedas, no importa si lo haces en Bitcoin o en alguna más nueva como Solana, por lo que nunca inviertas más de lo que estás dispuesto a perder. Afortunadamente, el precio de SOL aún no llega a niveles tan altos y ciertamente tiene el potencial para superar a Ethereum, por lo que podría representar una inversión exitosa a largo plazo.  

Por último, si decides comprar SOL, recuerda solamente utilizar plataformas de exchange reconocidas y de confianza.

Intercambios recomendados para el trading de Solana (SOL)

Sitio
Valoración
Licencia
Bono
Depósito mínimo
KYC
1.
KuCoin Exchange

No regulado

Hasta 46.000 $ en GLQ

0 €/$

No requerido

2.
Gate.io Exchange

No regulado

Hasta 20.000 €/$ de los torneos de trading

0 €/$

No requerido

3.
Huobi Exchange

No regulado

Hasta 170 USD

0 €/$

No requerido

Casinos recomendados para jugar con Solana (SOL)

Sitio
Valoración
Licencia
Bono
Depósito mínimo
KYC
1.
Stake.com Casino

Curazao (Antillephone)

Hasta 1.000.000 $ del pool de carrera mensual

50 €/$

No requerido

2.
LynxBet Casino

GSC (Isla de Man)

Hasta 1.000 €/$ + 100 giros gratis

5 €/$ (o equivalente)

No requerido

3.
BetChain Casino

Curazao (Antillephone)

1.200 €/$ (o 2 BTC) + 200 giros gratis

10 €/$ (o 0,0001 BTC)

No requerido