¿Qué pasó con EOS? La situación 3 años después de su lanzamiento

Con una oferta inicial de monedas (ICO) en 2018 donde el proyecto recaudó 4,1mil millones de dólares, EOS prometía construir una plataforma eficiente que solventaría los problemas serios de escalabilidad presentes en Ethereum, y así la superaría en la industria de aplicaciones descentralizadas. En aquel entonces, el gran número de inversores vio en el blockchain de EOS el futuro del código abierto, con transacciones más veloces y sin comisiones que catapultarían a la plataforma hasta la cima.

Hoy el proyecto EOS sigue en marcha, pero su progreso deja mucho que desear. El llamado “asesino de Ethereum” está muy lejos de superar a su rival, y 3 años después, más plataformas competidoras han aparecido que parecen lograr lo que EOS alguna vez prometió.

¿Qué pasó con EOS? La situación 3 años después de su lanzamiento

¿Por qué EOS no pudo cumplir su promesa inicial?

Primero, veamos un poco de la historia y los eventos que han marcado el rumbo de esta criptomoneda hasta la actualidad.

EOS.IO fue desarrollada por la empresa privada block.one. El proyecto consiguió una popularidad increíble luego de una campaña gigante de marketing donde aseguraba ser la nueva plataforma central para el desarrollo de DApps (aplicaciones descentralizadas).

Daniel Larimer, en aquel entonces Director de TI de block.one, fue el hombre detrás del proyecto, conocido por haber estado involucrado en otras criptomonedas reconocidas como Steemit y Bitshares.

El proyecto era ambicioso: EOS permitiría el desarrollo, hosting y ejecución de aplicaciones descentralizadas bajo una plataforma blockchain que no aplicaría tarifas y procesaría miles de transacciones por segundo. En vez de utilizar lenguajes de programación nuevos, EOS  contaría con algunos como C++, lo cual facilitaría el trabajo de los desarrolladores.

La ICO de EOS fue una de las mejores en la historia de lanzamientos de criptomonedas. Nombres como Peter Thiel, Alan Howard y Louis Bacon apostaron por la plataforma, sumando inversiones multimillonarias al proyecto y, por extraño que parezca, este fue el principio de la caída de EOS. Para abril de 2018, EOS estaba en el top 5 de criptomonedas, con una capitalización de 17 mil millones de dólares y el token con un valor de 21,5 dólares.

Gobernanza en blockchain

Por lo general, la gobernanza en las plataformas blockchain es gestionada por usuarios, nodos, mineros, desarrolladores e inversores. Todos deben estar de acuerdo y aprobar las decisiones que se tomen en conjunto, es decir, en una gobernanza democrática. Este tipo de gobernanza es lo que garantiza que el blockchain sea descentralizado.

Aunque los modelos de gobernanza pueden variar entre blockchains, el principio es el mismo: toda criptomoneda debe ser descentralizada.

Gobernanza en EOS

Para EOS, se utiliza un protocolo de Prueba de Participación Delegada (DPoS), una versión diferente a la PoS donde los holders eligen validadores en la red en lugar de ser elegidos de forma aleatoria.  

La red es operada por 21 BPs (productores de bloques) que, en lugar de hacer staking de tokens EOS como en PoS, su inversión es utilizada en la infraestructura de red, comunidad y desarrollo de la plataforma. Además de los BPs, EOS añade una autoridad especial llamada EOS Core Arbitration Forum (ECAF) cuya función es resolver disputas sobre decisiones tomadas en el blockchain.

Primeros problemas

Pocos días después del lanzamiento, EOS presentó su primer gran problema. En junio de 2018, los BPs de EOS congelaron 34 cuentas en dos etapas diferentes. Aparentemente, las carteras contenían tokens robados, pero en aquel entonces los BPs no explicaron el motivo.

En el blockchain, como se trata de un mecanismo de consenso, todas las resoluciones y acciones aprobadas deben publicarse y compartirse con todos los usuarios.  Por este motivo, la comunidad cripto denunció el evento, rechazando la medida y asegurando que atentaba contra la naturaleza descentralizada del blockchain. Como los BPs actuaron sin reportar nada al sistema ECAF, el incidente puso en duda si EOS era verdaderamente descentralizada.

Problema de producción de bloques

Según la gobernanza de EOS, cualquiera podría ser elegido BP por la comunidad EOS, pero como los BPs deben hacer stake con sus tokens, los seleccionados necesitan tener una participación grande para ayudar al funcionamiento y crecimiento de la plataforma. Esto quiere decir que los BPs suelen ser grupos importantes como EOS New York y EOS Beijing, o plataformas de exchange como Huobi y Bitfinex.

Para los usuarios, ese modelo solo fomentaba que los inversores más adinerados tuvieran la mayor participación como BPs: si la red estaba controlada por las personas con la inversión más alta, entonces no había motivación para que operadores de nodos más pequeños continuaran participando en la red.

Problemas de desarrolladores

Luego de los eventos, el desarrollo de la plataforma cayó drásticamente, y en el segundo trimestre de 2020, las actualizaciones disminuyeron en más de un 90%.

Según un reporte publicado por el Imperial College London, EOS apenas registró actividades económicas importantes en 2020: un 95% de las transacciones tuvieron un valor financiero nulo.

Aunque EOS puede asegurar miles y hasta millones de transacciones por segundo, un blockchain inactivo nunca presentaría problemas de escalabilidad, haciendo que la visión original del proyecto sea irrelevante.

Acusaciones de fraude y venta ilegal de valores

En 2019, la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. multó a block.one por 24 millones de dólares por no registrar formalmente la ICO donde se recaudaron más de 4 mil millones de dólares. Poco después, los holders de tokens EOS demandaron a block.one por fraude durante la ICO, asegurando que la empresa hizo “declaraciones falsas y engañosas sobre EOS para inflar los precios” causando daños a los inversores.

En un reciente análisis forense conducido por Integra FEC en conjunto con la Universidad de Texas, se sugiere que las transacciones de EOS entre socios posiblemente conectados inflaron el precio del token realizando compras adicionales con el fin de lograr que más personas invirtieran.

Luego de la multa, block.one utilizó el resto de los fondos recaudados para financiar otros proyectos de EOS, como Bullish, una futura plataforma de exchange de criptomonedas valorada en unos 9 mil millones de dólares.

¿Cuál es el futuro de EOS?

La última actualización de EOS fue en mayo de este año, la EOSIO 2.1.0. Con ella, EOS espera avanzar como plataforma en sus planes por convertirse en un ecosistema escalable y confiable.

De momento, la intención es atraer a desarrolladores para que creen y ejecuten aplicaciones en EOS, con lo cual se generaría exposición e incrementaría el precio del token.

Luego de que block.one anunciara Bullish Global, el precio de EOS se disparó en un 50%. De momento, Peter Thiel, Mike Novogratz, Alan Howard, Christian Angermayer, Louis Bacon, Richard Li y la empresa Nomura, Galaxy Digital y otros inversores respaldan el lanzamiento de la plataforma de exchange.

Para los seguidores de EOS, el proyecto no ha fracasado, asegurando que todo lo que sucedió luego del lanzamiento fue una prueba para su modelo de gobernanza y SEC. Mientras tanto, el proyecto asegura ser la solución a los problemas de escalabilidad, aunque parece que sería a expensas de la descentralización.

Indudablemente, EOS aún continúa, pero el panorama competitivo es diferente y la plataforma debe competir con otros proyectos en su búsqueda por alcanzar lo que prometió hace 3 años, con la desventaja de que su reputación ahora está por los suelos.

Intercambios de criptomoneda recomendados

Sitio
Valoración
Licencia
Bono
Depósito mínimo
KYC
1.
KuCoin Exchange

No regulado

Hasta 46.000 $ en GLQ

0 €/$

No requerido

2.
Gate.io Exchange

No regulado

Hasta 20.000 €/$ de los torneos de trading

0 €/$

No requerido

3.
Huobi Exchange

No regulado

Hasta 170 USD

0 €/$

No requerido

4.
Bybit Exchange

No regulado

Hasta 1.000 €/$

0 €/$

No requerido

5.
Kraken Exchange

FinCEN (Estados Unidos)

20% descuento en cuotas

1 €/$ (o equivalente)

No requerido

6.
Coinbase Exchange

FinCEN (Estados Unidos), SEC (Estados Unidos), BaFin (Alemania)

10 $

10 €/$

Requerido

7.
Binance Exchange

No regulado

Hasta 100.000 $ en DOGE

10 €/$

No requerido

8.
CoinEx Exchange

FIU (Estonia)

Hasta 0,00% en cuotas

0 €/$

No requerido

9.
Coinmama Exchange

FinCEN (Estados Unidos), FINTRAC (Canadá)

25% descuento en cuotas

50 €/$

Requerido

10.
StormGain Exchange

No regulado

25 USDT gratis

50 €/$

No requerido

Relevant news